lunes, 3 de octubre de 2011

LOS PANTALONES A 10.- €




-Buenas tardes. Dijo Antonio al entrar en la tienda.
-Buenas tardes, Respondió Ricardo, el responsable del establecimiento. ¿En qué le puedo ayudar?
-ANTONIO. Verá, quería ver unos pantalones.
-RICARDO. Pase conmigo. Acabamos de recibir esta colección. Pura lana. Pruebeselos. Verá que bien le sientan.
-ANTONIO. ¡Sí que tienen buena pinta!. Pero... primero quería saber el precio. ¿Cuanto cuestan?
-RICARDO. Estos valen 90.- €.
-ANTONIO. ¡Uf!. ¡Qué barbaridad!. No. No puedo pagar tanto dinero. Mire que soy pensionista y la paga no me da para tanto. ¿Tendría algo más económico?.
-RICARDO. Por supuesto. Mire. Estos otros son también de temporada. Tienen el mismo corte que los anteriores pero valen solo 60.- €.
- ANTONIO. También son bonitos, pero a lo mejor no me he explicado bien. Tengo el presupuesto muy, pero que muy ajustado. ¿Qué tiene por menos dinero?.
- RICARDO. Entiendo. De la temporada pasada tengo estos restos a ver si alguno le vienen bien. Son apenas 29.99.- €.
-ANTONIO. Sí. Si encuentro mi talla, cualquiera de estos me apañan. ¡Qué mas da que sean de la temporada pasada!. ¡Estos mismos!.

Cuando Antonio se disponía a pagar, fija su vista en unas perchas de donde colgaban pantalones bajo un cartel que anunciaba:






"PANTALONES A 10 .- €"



-ANTONIO. Oiga. Porqué no me ha enseñado esos de ahí. ¿Porqué son tan baratos?
- RICARDO. Le explico. Son pantalones que la gente ha comprado y una vez que los han usado cuanto han querido nos los traen y los ponemos a la venta de nuevo. Algunos traen el ojal roto, pero con un par de puntadas se apaña.
-ANTONIO. ¡Ah!. Vale, entonces me quedo con los que había escogido antes. 30.- € ¿Verdad?. Aquí tiene. Muchas gracias, adiós.
-RICARDO. ¡Gracias a usted, buenas tardes!.

¡Unos pantalones!. Ya sé que muchos de nosotros compramos cosas usadas. El mercado de segunda mano está ahí. Pero Antonio tenía, a pesar de su ajustado presupuesto, la ilusión de estrenar.


Una de las consignas de la PROGRESÍA ha sido la de una nueva cultura sexual, según la cual se promociona la promiscuidad y lo que es peor, la precocidad en las relaciones sexuales.


La actual ley del aborto en la que una niña de 16 años no tiene porqué rendir cuentas a sus padres, es un llamamiento a la irresponsabilidad de los actos. Todos los actos, sexuales, laborales, en carretera...


La castidad hasta el matrimonio parece quedar relegada a sectores "ultraconservadores" o "ultracatólicos". La parejita que ha decidido libremente de la castidad hasta el matrimonio será objeto de mofa y burla por parte de la sociedad.

Habrá gente que, aunque tenga dinero, le gusta comprar y calzarse unos gallumbos con zurraspas, pero a mí, como a ANTONIO, me gusta estrenar.

4 comentarios:

  1. Habras estrenado tu a alguna, fantoche.

    ResponderEliminar
  2. !!!En un país mulicoloooor, nace una abeja bajo el sooool!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué blog más triste
    Seguro que el administrador es maricón
    y rojeras

    ResponderEliminar

Rafa España YA NO publicará todos los comentarios.
Así que ten cuidado con lo que escribes, me reservo el derecho a dejarlo expuesto para escarnio.